Amon Tobin, Björk y el BTL

Amon Tobin, Björk y el BTL por Metamind Visual ¿Qué relación puede existir entre los componentes del título de este post? Aunque de primera entrada pareciera que no hay mucha relación o coherencia en este título, la verdad es que después de analizarlo desde una perspectiva integral y posteriormente mercadológica, llegué a la conclusión de que sí existe una estrecha relación. Empecemos por la contextualización: Amon Tobin es un innovador y visionario artista brasileño que se desenvuelve en el campo de la música electrónica como DJ, con una marcada tendencia a salirse del ambiente electrónico convencional (o por lo menos popular) mediante la investigación y aplicación de diferentes corrientes musicales y sonidos. Su más reciente producción-show en vivo (ISAM) potencia un producto musical nuevo y refrescante gracias a la incorporación de científicos y artistas que captaron su concepto y lo complementaron con una puesta en escena sin precedentes a nivel visual, que invita al público a sumergirse en una experiencia sensorial compleja dejando en claro que el objetivo no es poner a bailar a la gente. Wired.com: “ISAM’s live show looks like a mindfuck of the highest order” Björk es una reconocida artista de Islandia caracterizada por sus aportes innovadores en la escena musical mundial y por un estilo que combina su sensibilidad artística en todas sus producciones. Con su última producción (Biophilia) rompe con el esquema tradicional de la industria musical mediante el lanzamiento de una aplicación de iPhone/iPad (“app album”) que invita al usuario a experimentar el concepto integral (ciencia/arte) de su obra y ser parte de la experiencia que la artista busca transmitir a partir de su música. Rollingstone.com: “Biophilia: It is a record that must be seen as it is being heard” BTL (Below the line) se refiere a los medios mercadológicos de comunicación no tradicionales que buscan tener impacto directo en grupos específicos, contrario a los medios ATL (Above the Line) que llegan a públicos muy amplios no tan focalizados mediante canales tradicionales como la televisión, impresos y radio. Ahora, ¿qué tiene que ver una cosa con la otra? Bueno, desde mi perspectiva considero que Amon Tobin y Björk nos presentan un claro ejemplo de cómo los “viejos” moldes se están rompiendo a muchos niveles mediante la maximización en la utilización de medios poco convencionales (BTL) para ofrecer productos claramente diferenciados a grupos que comparten gustos muy específicos. Ambos artistas van más allá de sus campos de aplicación musical, integran su música con el arte digital vanguardista y las facilidades tecnológicas del momento y hacen llegar sus productos a su público de una manera agresiva mediante medios BTL -que día a día le quitan relevancia y participación al ATL- representados principalmente en el Social Media (Facebook, twitter, blogs, etc) y lo complementan con canales de distribución como iTunes o websites propios. Ambos artistas no cuentan con spots televisivos, cuñas de radio o impresos en revistas sobre sus productos, sin embargo sus cuentas de Facebook reciben un constante tráfico diario de miles de visitantes, youtube se llena de videos de sus presentaciones en vivo a pocas horas de haber realizado un show y cientos de blogs influyentes alrededor del mundo les proporcionan publicidad gratuita al dedicar extensos párrafos a la innovación de sus trabajos. Con esto no quiero decir que los medios ATL van a desaparecer ni que los medios BTL son la última sensación en la vanguardia mercadológica. Mi punto con este ejercicio es poner en términos simples el diagnóstico de una situación que muchas veces no percibimos o pasamos por alto ante tanto ruido informativo al que estamos expuestos todos los días: Las herramientas están a nuestra disposición para alcanzar...

read more